lunes, 10 de diciembre de 2012

La luna me cuenta



Cuando no puedo dormir,
apoyo mi cabeza en el hombro de la luna
y me cuenta historias jamas contadas.

Se confiesa conmigo de ser asesina
por matar a gente que no sabe vivir,
en las noches de niebla con espinas, 
por matar a gente que a ella querían subir.

Me cuenta cosas de incontables estrellas...
Anoche me contó que no pueden morir
porque son amores que tuvo ella
y necesita verlos para poder sonreír
y recordar también momentos de pena.

A veces yo, también miro las estrellas
e intento acertar qué amor tuvo,
a quien amó tanto que entregó su vida...
A veces entiendo que por amor murió
y que por amor se muere.

Siempre he pensado que por amor moriría,
pero no por un amor cualquiera,
pero que si para amar hay que morir,
preferiría morir y amar,
que no amar y morir en vida.

Otro "poema" rescatado de uno de los muchos cuadernos que aún conservo de mi época estudiantil. Concretamente este es del 24 de Agosto de 2003. La ilustración que lo acompaña es un pequeño montaje que he realizado con un dibujo realizado por mi y una fotografía.