domingo, 22 de julio de 2012

La Caja de Espejos

Hablemos de los Babilonios y su pionera utilización de las nociones del día, las horas y los años... No va, en serio.


He de confesarme un completo amante de la serie House. Su genialidad resolviendo casos médicos y su prepotencia y arrogancia, hacen para mi gusto, una serie majestuosa. 


Recuerdo un capitulo que me dejó realmente sorprendido. Se trata de un capitulo en el que House decide cambiar su lugar de residencia y descubre que tiene un vecino (veterano de guerra) con una particular visión de la convivencia vecinal. Este señor, es el típico vecino que se queja por todo lo que tú haces, tocando a tu puerta para pedirte que bajes el televisor, no saques la basura antes de las nueve o simplemente retires la publicidad de tu buzón. Este señor tenía una particularidad. En una de sus batallas perdió una de sus manos y House descubre, que su forma de ser esta directamente relacionada al profundo dolor que le causa el muñón de su brazo. Para aliviarle su dolor utiliza la técnica de La caja de los espejos.


La Caja de los Espejos, como su nombre indica, se trata de una caja con dos orificios separados por un espejo. El paciente introduce sus dos brazos en los orificios y al abrir la caja, el paciente contempla su mano buena y el reflejo de la misma, haciendo ver mediante una pequeña ilusión óptica, que posee la mano amputada. Este hecho engaña al cerebro y mediante un pequeño "entrenamiento" alivia las tensiones que causan los brutales dolores.


Me pareció tan genial, que investigué si este capitulo podía tener alguna base real y de esta forma conocí la técnica de la que os hablo y el caso de RN, siglas con las que se denomino a una paciente Estadounidense para preservar su identidad. RN nació con una extraña malformación en una de sus manos: no tenia pulgar ni dedo indice y sus dedos anular y corazón, carecían de falanges (por lo que no podía doblarlos). Tras un grave accidente de trafico, los médicos tuvieron que amputarle la mano deformada y como tantos amputados, empezó a sufrir el Síndrome del Miembro Fantasma. Este síndrome hace que el cerebro sienta que la mano sigue existiendo ahí y normalmente se siente de forma mejorada. En este caso RN sentía tener una mano casi normal y perfectamente funcional. 

Años después de recuperar su "mano fantasma", RN comienza a sufrir fuertes dolores. En su cerebro y por alguna extraña razón, dos de sus dedos se habían comenzado a deformar curvándose de manera extrema y de ahí, de esa deformación imaginaria de una mano imaginaria, venían los dolores.

Lo doctores comenzaron a utilizar con RN la técnica que hoy os explico y, tras unas semanas ejercitando los dedos de su mano "imaginaria", lo dolores desaparecieron y RN pudo hacer vida normal.

A veces la realidad supera a la ficción.