sábado, 30 de junio de 2012

El vino que tiene el vino

Hablemos hoy del fuerte impacto que están teniendo las gafas de pasta sin cristales en nuestra sociedad... No va, en serio.

Siempre he defendido la postura de que para poder pasarlo bien, tenía que beber alcohol cuando salía con los amigos... de hecho, mas de una vez que he estado siguiendo algún tipo de tratamiento médico que me impedía beber, me he quedado en casa intuyendo que lo iba a pasar mal. Quizás es por mi forma de ser, que aunque la mayoría pueda pensar que soy una persona bastante extrovertida, me cuesta llegar a ese estado. Soy mas bien cortado y esta claro que el alcohol desinhibe y eso nadie lo va a desmentir.

Pero todo esta en la mente, todo. Y este caso mas que ninguno. Pasarlo bien o no, viene predispuesto desde que salimos por la puerta de casa y es completamente independiente del consumo de alcohol. Estas fiestas de San Juan, he podido comprobarlo. Una noche que a priori, me quedaría en casa y que en última instancia me animo a salir. Algo salta en mi como un resorte y me veo de pronto dándome una ducha mientras, en los altavoces de mi ordenador suena "Voy a pasarmelo bien", de Hombres G... todo ha dado un vuelco inesperado y me encuentro de repente y sin razón aparente, irradiando ganas de fiesta. El hecho de tener que trabajar al día siguiente, no me frena en absoluto y decido qué, pasaré la noche sin dormir, pero no beberé, para estar bien para el trabajo.

Y entre red bull, coca-cola y fanta de naranja, va pasando la noche y se van sucediendo las situaciones y las conversaciones que mas me han hecho reír desde hace bastante tiempo. Cualquiera que me hubiese visto esa noche, habría apostado que iba muy bebido... y en cierta manera así me sentía, borracho. Pero una borrachera que no te deja resaca, si acaso alguna agujeta abdominal y una ronquera considerable; una borrachera de alegría y buen humor. Una noche diferente, pero para nada aburrida. Agujetas y muy buenos ratos es lo mucho que me queda de esa gran noche. Y recuerdos, muchos y muy buenos.