martes, 25 de diciembre de 2012

Se me antoja


Se me antoja en este estado,
de embarazo navideño
que mis dedos se enredasen
mientras juegan con tu pelo.

Se me antojan unos ojos
azules como el cielo,
verdes como los mares,
o negros como el caramelo,...
El color poco me importa
lo que en realidad quiero,
es que miren y me mire,
y entre los dos un reflejo.

Se me antojan unos labios
que embadurnen mis oidos
con la miel de las palabras,
con el dulzor de los mordiscos,
con la exhalacion de quien da
aire a un desvalido...
Se me antojan unos labios
que mueran en los mios.

Se me antojan unas manos,
que se arrastren por mi cuerpo,
que acaricien cicatrizes,
que sepan modelar sueños,
y que nunca arrañen mi espalda
si no es por pasion o desenfreno.

Se me antojan algunas cosas
entre ellas un te quiero,
pero de esos que llegan al alma
y dejan sus trozos por el suelo.

lunes, 10 de diciembre de 2012

La luna me cuenta



Cuando no puedo dormir,
apoyo mi cabeza en el hombro de la luna
y me cuenta historias jamas contadas.

Se confiesa conmigo de ser asesina
por matar a gente que no sabe vivir,
en las noches de niebla con espinas, 
por matar a gente que a ella querían subir.

Me cuenta cosas de incontables estrellas...
Anoche me contó que no pueden morir
porque son amores que tuvo ella
y necesita verlos para poder sonreír
y recordar también momentos de pena.

A veces yo, también miro las estrellas
e intento acertar qué amor tuvo,
a quien amó tanto que entregó su vida...
A veces entiendo que por amor murió
y que por amor se muere.

Siempre he pensado que por amor moriría,
pero no por un amor cualquiera,
pero que si para amar hay que morir,
preferiría morir y amar,
que no amar y morir en vida.

Otro "poema" rescatado de uno de los muchos cuadernos que aún conservo de mi época estudiantil. Concretamente este es del 24 de Agosto de 2003. La ilustración que lo acompaña es un pequeño montaje que he realizado con un dibujo realizado por mi y una fotografía. 


viernes, 7 de diciembre de 2012

Sin darme cuenta

Hablemos de la profunda injusticia que cometemos los humanos con los mosquitos, ya que son las mosquitas (los mosquitos hembra) las únicas que pican y nos producen esas irritantes y dolorosas ronchitas por todo el cuerpo... No va, en serio.

Hay días en los que creemos que lo mejor seria no habernos despertado si quiera, o simplemente dormir durante un año. Otras veces nos gustaría montar en el mítico DeLorean y dar saltos a través del tiempo hacia la época mas conveniente o prospera.

Esto viene dado, queridos amigos y amigas a que le damos demasiadas vueltas a la vida. Nunca estaremos de acuerdo plenamente con el transcurrir de nuestros días. Siempre pensaremos que podríamos estar mejor o, aunque no mejor, mas felices. Normalmente esto lo desencadena cualquier situación con la que no contábamos y nos causa algún malestar, el recuerdo, la nostalgia o la morriña... pero todos tenemos días así alguna vez en nuestra vida.

La madurez, el envejecer, las responsabilidades, tienen estas cosas... Yo quiero volver a ser un niño, quiero vivir sin darme cuenta.

Como esto no es posible (lo de volver a ser un niño) lo mejor que podemos hacer es dejarnos llevar... Cerrar los ojos y sentir el movimiento que hay bajo nuestros pies, oír la música de nuestro alrededor y bailar al son. Besar, amar y abrazar a los que tenemos cerca. Recordar a los que están lejos y nunca dejar de intentar ser feliz... esa será la forma adulta que tenemos para vivir sin darnos cuenta.

viernes, 30 de noviembre de 2012

30 de Noviembre

Hoy he querido recuperar de mi libro de poseía  algo que escribí haya por 2003 y que comparto hoy con vosotros a modo de regalo de cumpleaños.


Treinta de noviembre,
hoy he vuelto a ver el sol.
Hoy he vuelto a ver tus ojos,
hoy he vuelto a ver el sol.

Hoy he tenido tu boca tan cerca
que apenas sí me cansé de mirarte,
que quise meterme en tu alma meteca,
que solo pensaba en poder abrazarte.

Hoy he tenido tan cerca tu cuerpo,
tu voz, tu olor y tu amistad,
que no he podido evitar que el recuerdo,
lagrimas de mi cara quisiese expulsa.

Hoy he tenido todo un momento
y luego, despues, casi en un segundo,
como si fueses arena,
en un golpe de viento te alejas, sin mas...
te vas.

Hoy he soñado bebiendo un licor:
un angel a mi lado y un cupido traidor
trayendo al presente flechitas de amor.
Hoy he sentido un tremendo calor
que recorría mis venas congeladas,
haciéndolas estallar como un clamor.

Cuando por fin mis peticiones
parecían ser escuchadas, 
cuando en pie, me diste un abrazo
y me estrujaste fuerte el alma,
sacando a la intemperie
otras navidades ya olvidadas.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Llegas tarde...

Ya llegas tarde. No son cinco minutos, son casi dos horas. El chico del restaurante comienza a mirarme mal, incluso se ha acercado a decirme que en breve cerraran. Esperaré un poco más, aunque una voz dentro de mí intenta convencerme de que no vendrás. No parecías decidida cuando me dijiste que aceptabas. Pero esperaré... al menos un poco mas.

Uf¡ ¡Justo cuando iba a levantarme!. Estás guapísima y me importan un bledo las excusas que sueltas por la boca, lo importante es que has venido. Tengo tanto que decirte que no me atrevo. La voz dentro de mí dice que no querías venir, que has venido por compromiso, por no dejarme tirado... Mi corazón intenta convencerme de que las razones son otras. Mi corazón esta a mil, mi boca se seca y mis manos sudan... Estás preciosa.

No sé qué decir. Quizás un te quiero te pueda parecer demasiado. Quizás un me gustas, te suene a poco. Terminemos de cenar y dejémonos llevar. Si surge ponerle un nombre a nuestros sentimientos, se lo pondremos.

Bueno, hemos llegado. Detengo el coche justo en la entrada de tu casa y me bajo para poder despedirme de ti. Mientras me hablas de lo bien que lo hemos pasado y lo mucho que necesitabas una noche de relax, yo no paro de pensar en besarte, de decirte lo mucho que he pensado todo este tiempo en ti y lo infinitamente feliz que me siento cuando estoy contigo.

No quedan mas cosas que decir. Alargar esto más sería un suplicio. Ha llegado el momento de despedirse. Un gran abrazo y el amargo sabor de lo que pudo ser y no fue, es toda nuestra despedida.

Un hasta pronto y ya nos veremos.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Conexión


Hablemos del reciente descubrimiento de que tanto Coca-Cola como Pepsi, contienen un 0,001% de alcohol... No va, en serio.

A veces hacemos las cosas sin pensar, simplemente algo dentro de nosotros nos lleva a movernos, a cantar, a saltar, a correr... A veces nos sorprendemos a nosotros mismos haciendo cosas que hacía tiempo teníamos olvidadas.

Otras veces simplemente te acuerdas de una persona a la que hace tiempo que no ves y te decides a coger el móvil para llamarla, cuando de repente el móvil suena y lees su nombre en la pantalla. Justo en ese momento esa persona había pensando en ti y por alguna razón inexplicable decidió, al igual que tu, que era hora de hacer una llamada.

¿Nunca habéis recibido un regalo inesperado de alguien de quien hace mucho no teníais noticias? La expectación es extrema. Tienes un paquete en tus manos del que no sabes absolutamente nada, porque no tiene remitente. Te pones a hacer memoria y no recuerdas haber comprado nada online. Lo abres sin saber muy bien que te espera dentro y cuando lo haces, solo un libro... curiosamente ese libro que justo unos meses antes habías pensado adquirir para tu biblioteca particular. Vuelcas el sobre esperando que albergue algo mas, una nota, una carta... nada. Sólo el libro. Al abrir la portada, en esa primera pagina que suele venir en blanco, una dedicatoria de esa persona que hacía tanto de la que no tenías noticias... tu amig@.

Nunca he podido presumir de tener muchos amig@s, porque quizás aprendí a valorarlos demasiado tarde. Pero he de decir sin temor a equivocarme que jamás podría tener un@s mejores a los que tengo. Estamos conectados en la distancia de tal forma, que sabemos cuándo nos necesitamos sin necesidad de hablar... cada uno sabe lo que hacer en el momento justo en el que el otro lo necesita y esa conexión me encanta.

Justo hoy, dos de mis amigas me han alegrado el día diciéndome que no podría haber elegido mejor día para hacerles el absurdo e insignificante (a ojos de cualquiera) regalo que les he hecho... Pero esa es la magia de la amistad verdadera, la conexión y el saber valorar los pequeños o grandes detalles que tenemos entre nosotros.

Quizás el estar tan conectados, me condene de por vida a la friend-zone, pero que se le va a hacer :D


jueves, 18 de octubre de 2012

Sinceridad

Hablemos de la simple formula mediante cual el canto de un grillo puede llevarnos a averiguar la temperatura ambiente del lugar... No va, en serio.

La sinceridad es inversamente proporcional al numero de mentiras que salgan por nuestra boca. Bueno, no exactamente, pero digamos que la sinceridad y la mentira no se llevan bien... dejémoslo ahí. Mas bien la sinceridad es lo que te hace auténtico y único.

Ser sincero hace que los que estén a tu alrededor, se sientan seguros a tu lado. Es fácil explicar esto: si tú eres sincero con alguien que viene a pedirte opinión sobre algún tema, en lugar de engañarle; esa persona se sentirá mas convencida de su decisión. 

La sinceridad no tiene grados, no se puede ser más o menos sincero. O lo eres, o no lo eres. A veces esto no se puede elegir, simplemente naces con esa forma de ver la vida. Pero eso son los menos casos. Lo normal es que tu elijas ser o no ser sincero y con quien. Si eliges serlo, no tienes que tener ningún cuidado, porque con el tiempo la gente se dará cuenta de que, a tu lado, la vida es mejor, mas real. Si decides no serlo, ten cuidado y mide tus palabras porque siempre pueden pillarte.

Para mí, la sinceridad de una persona reside en sus ojos y se puede decir, que he tenido la suerte de disfrutar de esos ojos en varias ocasiones. Hace poco encontré un par de esos y son preciosos.

Sinceridad. Casimiro Jara.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Invencible . 25/09/2012



He sentido miedo, he sentido mucho miedo. En mi cabeza se suceden imágenes vistas antes en algunos libros: Historia de la Guerra Civil, Grecia. En mi cabeza resuenan las numerosas historias que tantas y tantas veces me han contado mis mayores, mis abuelos... mi propio padre. Hoy he sentido miedo porque presiento que tendré que ver aquello que hasta ahora solo había imaginado.


Hoy he sentido pena, me he sentido profundamente triste. Hoy he llorado. Hoy he visto caras llenas de sangre, hoy he visto cuerpos ennegrecidos por los golpes. Hoy he visto lagrimas y sangre.


Hoy he puesto la televisión, he visto las noticias, he leído la prensa. El miedo y la pena se han transformado en rabia. La rabia más profunda, absoluta y agresiva que he sentido nunca. La rabia desatada por esa leve sonrisa que esboza la "señora" Saez de Santamaría cuando habla de la manifestación y de la "correcta e impoluta actuación policial".






 La rabia que desata el ministro del interior al justificar la actuación policial porque "no podía permitirse semejante agresión al orden constitucional".


 La rabia que desata Gallardón, calificando la actuación policial como "absolutamente adecuada".


 La rabia que desatan la absurda discusión que se llevaba a cabo en el congreso sobre si tenía la culpa de la situación económica tal o cual partido.


 La rabia que desatan las sonrisas de todos y cada uno de los políticos que se reunían de pleno en el congreso, mientras en los alrededores las calles se llenaban de sangre.


 La rabia que desata verles sentados ahí, sin importarles lo mas absoluto lo que sucedía en el exterior.


Hoy he sentido impotencia y miedo, pero he recordado que no voy a dejar que me venzan. He recordado a William Ernest y su "Invictus". He recordado que soy el dueño de mi destino, el capitán de mi alma.



En la noche que me envuelve
negra como un pozo insondable,
doy gracias al Dios que fuere
por mi alma inconquistable.
En las garras de las circunstancias
no he gemido ni llorado.
Ante las puñaladas del azar,
si bien he sangrado,
jamás me he postrado.
Mas allá de este lugar de ira y llantos,
acecha la oscuridad con su horror.
No obstante la amenza de los años me haya,
y me hayará, sin temor.
Ya no importa cuan recto haya seguido el camino
ni cuantos castigos lleve a la espalda.
Soy el amo de mi destino.
Soy el capitan de mi alma.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Manifestaciones

He visto manifestaciones para pedir que se cambiase la camiseta de un equipo de fútbol.

He visto manifestaciones para pedir conciencia contra el abandono animal.

He visto manifestaciones para pedir la abolición de las corridas de toros.

He visto manifestaciones para exigir mayor cobertura móvil de diferentes compañías.

He visto manifestaciones para pedir que un pueblo celebre sus fiestas patronales.

He visto manifestaciones para que no se cierre un casino.

He visto manifestaciones para evitar el cierre de una piscina publica.

He visto muchas manifestaciones, demasiadas.

No he visto a nadie manifestándose por esto:


Personalmente, me la trae al sol todas las manifestaciones absurdas.

Pero hoy hace un mes que 18 personas que se manifestaban por unas mejoras laborales, murieron acribilladas a tiros porque algún desalmado ordenó abrir fuego contra ellos por portar palos, piedras y machetes. 18 valientes que decidieron que era el momento de cambiar la situación de sus familias, de su país,...

Hace un mes que esta noticia salpicó nuestra sobremesa informativa y hace un mes, que no se supo nada mas.

No he visto manifestaciones por preservar los derechos humanos en el tercer mundo.

No he visto manifestaciones para que esos policías dejen de serlo.

No he visto manifestaciones que luchen por aquello que pasa fuera de nuestras fronteras.

sábado, 15 de septiembre de 2012

El esperma y sus propiedades

Hablemos hoy de las 8 propiedades que hasta ahora desconocías del semen... No en serio, que vamos a hablar de eso... que si.

Para que podáis entender de lo que quiero hablaros hoy, os aconsejo que primero visitéis el siguiente link:
http://www.abc.es/20120910/medios-redes/abci-propiedades-desconocidas-semen-201209100912.html

Después de leer este articulo imagino que lo primero que han pensado los chicos son en 8 excusas para poder hacer con sus chicas excentricidades varias con este subestimado fluido corporal. Y a las chicas las imagino diciendo: "Ostia, que iba a tener razón mi novio, ¡¡¡que es bueno para el cutis¡¡¡". Imagino esto, porque de algún modo y en algún momento de nuestra vidas hemos bromeado con algunas de estas propiedades aun sin saber si eran ciertas o no... Por suerte finalmente se vierte algo de luz y ciencia a la sabiduría popular /ironía/.

Suaviza la piel: Si sabía yo que las chicas de las "películas de pelo" (como las denomina mi padre) ponían tanto empeño en restregarse la cara entera por algo... ¡¡para ahorrarse tratamientos de belleza¡¡. Entendamos que ellas trabajan con su cuerpo ;)

Ingrediente de cocina: A ver... el Chef que decidió utilizar sus propios fluidos como ingrediente de cocina, tuvo que hacerlo de forma accidental (todos podemos imaginar la situación, ¿no?) o simplemente decidió prepararle un plato un tanto especial a su jefe, el cual le había anunciado horas antes la no renovación de su contrato... porque si no, no me cabe en la cabeza. Pero bueno, supongamos que lo hizo de una forma innovadora, se le encendió la bombilla y decidió usar esperma en sus platos.Me imagino el siguiente dialogo entre pinche y chef:

Chef: Quiere que pruebes este plato, que lo paladees y saborees profundamente, que lo muevas por tu boca e intentes descifrar cada uno de sus ingredientes.
Pinche: A ver.... mmmmm... ¡¡Joder¡¡ Que bueno está, ¡dios mio! ¿Qué lleva?
Chef: Lo que me salga de los huevos
Pinche: Venga va, dígamelo
Chef: Lo que me sale de los huevos... lefa, leche, esperma, semen... ¿que te parece? Innovador eh¡¡¡
Pinche: ......

Pigmento: Esto ya lo sabíamos todos. Solo tenias que abrir el cajón de los calcetines en nuestra adolescencia y darte cuenta de que los calcetines blancos, esos que siempre estaban sin doblar, pero nunca te los ponías; tenían extrañas manchas. Pero el pintor que decidió utilizarlo para pintar cuadros, aquí no tengo ninguna duda y fue por accidente. Este hombre estaba delante del lienzo en blanco, no se inspiraba y decidió llamar a la inspiración a su manera. Cuando abrió los ojos contempló como una maravillosa obra de arte había aparecido ante el y decidió titularla "15 años".... porque le recordaba extrañamente al cajón de los calcetines.

Tinta invisible: Esto también se descubrió gracias a los calcetines...

Antidepresivo femenino: que casualidad ¡femenino!. Excusa numero 353 de una mujer para no tener sexo: No me apetece, no he tenido un buen día, creo que estoy entrando en depresión. Contra-excusa a partir de este momento: Yo podría ayudarte si quisieras...

Control de ovulación: ¡¡Anda, otra propiedad que solo favorece al sector femenino!!. A partir de este momento, cuando una amiga nos cuente que tiene un gran descontrol con su periodo, nuestro deber es informarla de que poseemos en nuestro interior un gran regulador del periodo... ¿no?

Alivio de las nauseas matutinas: Han puesto matutinas porque si ponían femeninas, ya era un despropósito. Excusa 55 de una mujer para saltarse el "polvete mañanero": Es que tengo nauseas. A lo que le informaremos que poseemos en nuestro interior un gran remedio casero para la nausea matutina... ¿no? Lo malo, es que nos conteste que ella alberga en su interior un potente regulador del periodo que la mantendrá alejada del mismo, durante 9 meses. Por este motivo, hemos de recomendar siempre que la toma sea oral, para evitar efectos secundarios.

Dejando a un lado la parte humorística del tema, me parece un poquito fuerte. Aunque el articulo no está firmado, todos y todas hemos sabido que lo ha escrito un hombre con una probabilidad del 99,9%. La casualidad de que haya propiedades explicitas para el genero femenino, dice mucho... en fin, al menos nos ha servido para echar unas risas.

lunes, 3 de septiembre de 2012

El final del verano...

Hablemos de Hu Seng, el chino que para demostrar el profundo amor que le profesaba a su pareja, decidió enviarse por paquetería para darle la sorpresa al abrir la caja… No va en serio.


El verano llega a su fin y con él todas esas cosas de las que sólo podemos disfrutar en esta amada, por lo general, estación del año.

Para muchos el verano es sinónimo de playa y piscina, de terracita y tapas, de fiestas y diversión,… Para otros, los que en nuestros tiempos se consideran como auténticos privilegiados, es sinónimo de mucho trabajo. Para mí, lo ha sido así a medias… y me refiero al trabajo. He oscilado entre trabajo y diversión durante todo el verano.

En mi verano no ha habido playa, ni piscina, ni pesca, ni discotecas, ni viajes,… Mi verano ha sido un poco atípico en ese sentido. Pero ha habido otras muchas cosas que me han llenado muchísimo más. He tenido numerosas comidas familiares, he estado muy cerca de la gente que me importa, de los amigos; he tomado determinaciones y he llevado a cabo cambios en mi que debería haber realizado hace mucho, he conocido a gente maravillosa,…

En esto me quiero centrar, he conocido a gente maravillosa. Concretamente 3 personas que han hecho de mi particular final de verano, un final por todo lo alto. Desgraciadamente no he podido disfrutar de estas personas todo lo deseado, porque como bien he dicho también trabajo; pero ese tiempo pasado con ellas (curiosamente las 3 son mujeres) ha merecido la pena.

Me alegro de conocer a Loli por contagiarme vitalidad y ganas de vivir, por enseñarme en cierta manera disfrutar los pequeños momentos y de la familia. Por ese cariño que nos ha procesado a todos, por esos besos y esos abrazos; por ser desvergonzada… por enseñarme que la edad solo es un estado mental.

Me alegro de conocer a Cristina por que ha sido, en cierta manera el detonante para llevarme a cambiar y a luchar por lo que quiero. Ha hecho que vuelva la ilusión a mi vida, que me olvide de viejos fantasmas y comience a ver lo positivo, lo que día a día nos regala la vida. Por enseñarme que hay que dejar la timidez a un lado cuando se trata de conseguir lo que quieres. También por contagiarme sus incesantes ganas de bailar, aunque no consiguiera que yo lo hiciese.

Y por último, pero no menos importante, me alegro de conocer a Lucia, la peque del grupo. Ella ha conseguido que pierda la vergüenza a la hora de mostrar que, me encanta ser como un niño pequeño y también me gusta jugar en ciertos momentos. La sinceridad personificada. La hermosura hecha niña.

Tres personas que han entrado en mi vida y que espero que nunca salgan. Ahora solo nos queda contar los días que faltan para el reencuentro.

Os echaremos de menos.



viernes, 24 de agosto de 2012

You can get addicted...

Hablemos de la persona que transportó los 500.000 sacos de cemento con los que se construyo el estadio de Maracaná (Río de Janeiro)... No va, en serio.

Escúchame bien, ahora que me tienes cerca y que casi he caído en tus redes de nuevo. Sé que en mas de una ocasión he deseado encontrarte de nuevo, mas pronto que nunca; pero creí que me respetarías y esperarías a que estuviese preparado. No puedes presentarte por las buenas, ponerme la miel en los labios y arrebatármela sin permitirme darme un buen atracón.

No te hagas el tonto, sé que has estado aquí, no me quieras hacer ver ahora que estoy inventando, que solo es producto de mi imaginación. Sé que has estado aquí porque me quedan los reductos de ti. Me quedan las incesantes miradas a un teléfono que lleva todo el día sin dar señales de vida, los numerosos mensajes que empiezo y no termino por enviar, el cambio de fondo de pantalla en mi ordenador, el pasar una y mil veces las mismas fotos,... Has estado aquí, no hay duda.

Has estado aquí y lo sé, porque hoy tengo en mi boca el amargo sabor de un adiós que parecía un hasta luego. Pero quiero que me oigas ahora, voy a ignorarte y nuevamente vas a pasar de largo cuando me veas, porque AMOR, no te quiero en mi vida y menos de la forma en que te me ofreces. Aún no.

You can get addicted to a certain kind of sadness
Like resignation to the end, always the end         
So, when we found that we could not make sense   
Well, you said that we would still be friends
But I'll admit that I was glad that it was over


Puedes volverte adicto a cierto tipo de tristeza,
como la resignación al final, siempre el final.
como cuando nos dimos cuenta que lo nuestro no tenia sentido.
Bueno, me dijiste que podríamos quedar como amigos
pero debo admitir, que me alegré de que todo hubiese acabado. 


Gotye.  Somebody that I  used to Know

domingo, 19 de agosto de 2012

El silencio y sus variantes


Hablemos de ese calcetín solitario que lleva en nuestro cajón de la ropa interior casi toda la vida… No va, en serio.

Hay quien dice que el silencio absoluto no existe, entendiendo por silencio la ausencia de sonido. Por muy en silencio que estemos, siempre estamos oyendo algo. Es como intentar dejar la mente en blanco, si lo intentas hacer, no puedes… únicamente estas pensando: “dejar la mente en blanco, dejar la mente en blanco”. Con el silencio pasa un poco igual, por muy en silencio que estés, hay órganos dentro de nosotros que están produciendo constantes y rítmicos ruidos. El principal, el corazón.

Hay quien puede pensar que en la noche habita el silencio, pero siempre hay algo que lo rompe. El susurrar del viento, el crujir de las ramas de un árbol, un coche que pasa, una ventana que se cierra, una puerta que se abre,… Durante la noche hay menos ruido, pero creo que el silencio absoluto no existe. Tendríamos que fabricarlo de manera completamente artificial.

Sin embargo, después de todo lo dicho, hay momentos en los que como por arte de magia se produce el silencio más absoluto… y se utiliza para describirlo, la frase: “Ha pasado un ángel”. Ese momento puede darse en el lugar más ruidoso del mundo: un circuito de carreras, una discotecas, una fabrica recicladora de vidrio,… pero tendremos la sensación del silencio más absoluto que podamos experimentar. Un ejemplo seria cuando te presentan a alguien que no conocías y de golpe y porrazo, os encontráis solos y sin nada de lo que hablar. Y si para colmo se ha producido un flechazo… el silencio parece aun más absoluto.

Soy amante de la música y la radio, y personalmente no me gusta el silencio. Me incomoda, me produce nerviosismo e incluso, alguna vez que otra, miedo. Pero hay algo del silencio que me gusta. El silencio a veces nos habla. A mí la otra noche me hablo el silencio y me dijo que la besara, pero no me atreví.

lunes, 6 de agosto de 2012

Perdón y perdones.


Hablemos de Uroko Ono, nigeriano que murió la noche en que sus 6 mujeres, ardientes de deseo le violaron por negarse a darles amor… No va, en serio.

Siempre, a lo largo de nuestra vida, estamos enfadados con alguien. Estos enfados tienen intensidades muy diversas y vienen dados por infinidad de situaciones distintas. Lo que está claro es que para que haya enfado, con que una de las partes involucradas este interesada en ello, basta. Nos enfadamos por palabras, por acciones, por pensamientos, por tonterías, por payasadas, por bromas, por golpes, por caricias, por besos, por indiferencia, por cosas,… nos enfadamos por todo.

Lo normal cuando nos enfadamos es echar la culpa al otro implicado, nunca pensamos que tenemos la culpa nosotros, ya que si pensásemos así, no existiría la discusión o el enfado. Es fácil, el que no lleva razón se enfada y el que la lleva pide que se le reconozca… cabezonería pura y dura. Si todos fuésemos capaces de reconocer nuestra propia culpa, no habría enfados; pero el ser humano es competitivo por naturaleza y su mayor propósito en la vida (de la mayoría) es ser más que el resto.

A veces, los enfados son demasiado fuertes y decimos o hacemos cosas tan desagradables, que huimos del perdón por temor a eternos reproches. Esto es porque el perdón, nunca jamás se otorga con la plenitud absoluta que su significado expresa. Hay un dicho popular, muchas veces utilizado por todos (o por la mayoría) que es: Yo perdono, pero no olvido. De eso es de lo que huimos. Reconocer que ha sido culpa nuestra, seguramente suponga el perdón de la otra persona, pero no el olvido de la acción que originó el conflicto. He aquí la paradoja.

Remisión, absolución, amnistía, indulto, indulgencia… llamadlo como queráis, pero conceded el perdón y olvidad los enfados, porque al final seremos más felices. La vida es demasiado corta como para pasarla enfadado y lo bonito de enfadarse y discutir, son las reconciliaciones.

martes, 31 de julio de 2012

Cumpliendo con la lista #3

Hablemos del enorme poder afrodisíaco de la menta y su prohibición en tiempos de guerra en la Roma antigua para que las mujeres no debilitasen a los soldados... No va, en serio.

Como bien dice el titulo de esta entrada, seguimos cumpliendo con la lista de 100 cosas que hacer antes de morir. Y aunque en esta en realidad tenia poco que hacer, ha hecho de este fin de semana, un fin de semana inolvidable. Se trata del punto 91, Recibir una fiesta sorpresa de la que no tenga ni idea.

Una noche en la que tenía decidido no salir, pero que había quedado con mi amigo, el Curri, para ir a recoger un supuesto coche que había comprado en un pueblo vecino. Prometo que tuve la tentación de llamarle para decirle que no me apetecía acompañarle... pero me aguanté por todas las veces que creo que él ha hecho lo mismo por mi.

Desde que entro en el coche, me demuestra su mosqueo discutiendo por teléfono con Montse, la otra cómplice y diciéndome que teníamos que pasar a recogerla porque se venía con nosotros. El mosqueo venía a raíz de que ella no estaba lista y nosotros ya íbamos tarde. Todo aquello me tenía fuera de lugar, ya que si pocas eran mis ganas de salir, la situación lo estaba empeorando. Al llegar me instan a entrar en la cochera a recoger unas cosas que tenemos que llevarnos y al entrar.... ¡¡¡MADRE MIA¡¡¡ ¿Qué era aquello? ¿Qué estaba pasando?

Mi madre, promotora de toda esta movida, estaba delante de todos mis amigos y familiares con un cartel en el que, después del shock acerté a leer: Bienvenido a cumplir tu deseo numero 91... Pero ¿cómo no podía haberlo enterado?... ahora si comenzaba a atar hilos, lo había tenido a huevo para enterarme y ¡¡no me había percatado ni un ápice¡¡..... ¡¡¡Era Genial¡¡¡

Creo que aún no me lo creo. Me hizo muchísima ilusión y justo esa misma tarde había pensado que nunca cumpliría ese punto... ¿quien iba a querer dar una fiesta en mi honor? Pues si señores... se cumplió. Y es que por muy mal y muy abajo que estemos, por muy mal que tratemos a los amigos, por mucho que pasemos de la familia, por mucho que queramos alejarnos del mundanal ruido; siempre habrá alguien que esté pensando en ti, que te hecha de menos, que está dispuesto a dejar su vida a un lado para darte un alegría y ser participe de la que sin duda fue una noche inolvidable.

Gracias a todos los que vinieron y a los que no, pero guardaron el secreto y por la mañana me mandaron mensajes preguntando que tal. A todos y cada uno de vosotros os tengo en el corazón y os tendré siempre.


Ahora si que creo que la vida puede ser maravillosa.

domingo, 22 de julio de 2012

La Caja de Espejos

Hablemos de los Babilonios y su pionera utilización de las nociones del día, las horas y los años... No va, en serio.


He de confesarme un completo amante de la serie House. Su genialidad resolviendo casos médicos y su prepotencia y arrogancia, hacen para mi gusto, una serie majestuosa. 


Recuerdo un capitulo que me dejó realmente sorprendido. Se trata de un capitulo en el que House decide cambiar su lugar de residencia y descubre que tiene un vecino (veterano de guerra) con una particular visión de la convivencia vecinal. Este señor, es el típico vecino que se queja por todo lo que tú haces, tocando a tu puerta para pedirte que bajes el televisor, no saques la basura antes de las nueve o simplemente retires la publicidad de tu buzón. Este señor tenía una particularidad. En una de sus batallas perdió una de sus manos y House descubre, que su forma de ser esta directamente relacionada al profundo dolor que le causa el muñón de su brazo. Para aliviarle su dolor utiliza la técnica de La caja de los espejos.


La Caja de los Espejos, como su nombre indica, se trata de una caja con dos orificios separados por un espejo. El paciente introduce sus dos brazos en los orificios y al abrir la caja, el paciente contempla su mano buena y el reflejo de la misma, haciendo ver mediante una pequeña ilusión óptica, que posee la mano amputada. Este hecho engaña al cerebro y mediante un pequeño "entrenamiento" alivia las tensiones que causan los brutales dolores.


Me pareció tan genial, que investigué si este capitulo podía tener alguna base real y de esta forma conocí la técnica de la que os hablo y el caso de RN, siglas con las que se denomino a una paciente Estadounidense para preservar su identidad. RN nació con una extraña malformación en una de sus manos: no tenia pulgar ni dedo indice y sus dedos anular y corazón, carecían de falanges (por lo que no podía doblarlos). Tras un grave accidente de trafico, los médicos tuvieron que amputarle la mano deformada y como tantos amputados, empezó a sufrir el Síndrome del Miembro Fantasma. Este síndrome hace que el cerebro sienta que la mano sigue existiendo ahí y normalmente se siente de forma mejorada. En este caso RN sentía tener una mano casi normal y perfectamente funcional. 

Años después de recuperar su "mano fantasma", RN comienza a sufrir fuertes dolores. En su cerebro y por alguna extraña razón, dos de sus dedos se habían comenzado a deformar curvándose de manera extrema y de ahí, de esa deformación imaginaria de una mano imaginaria, venían los dolores.

Lo doctores comenzaron a utilizar con RN la técnica que hoy os explico y, tras unas semanas ejercitando los dedos de su mano "imaginaria", lo dolores desaparecieron y RN pudo hacer vida normal.

A veces la realidad supera a la ficción. 

domingo, 15 de julio de 2012

Las 4:12 Insomnio y decisiones

      El insomnio se mezcla con la toma de decisiones y viceversa. Ya no sé si mi falta de sueño viene producida por la determinación que ronda mi cabeza o es al revés, o algo totalmente diferente y que ni siquiera puedo imaginar. El caso es que hace bastante tiempo que no sé lo que es dormir sin la ayuda de fármacos que me dejan "grogui" durante la noche y totalmente zombi durante el día.

    Mi sentido común está distorsionado y a veces no puedo discernir con claridad si estoy soñando o simplemente me estoy volviendo loco. El caso es que tengo escaso poder de captación y atención, una escasa memoria diaria y un estado nervioso que roza la más completa histeria... por no hablar de un humor de perros.

    Y a todo este estado hay que sumarle continuas decisiones. Y es que el ser humano está sometido a infinitas y diarias decisiones. Decidimos a que hora programar la alarma que nos despertará a la mañana siguiente. Decidimos si poner los pies en el suelo al primer toque de la misma, o retrasarla 5 minutos mas. Decidimos si tomar una ducha antes de desayunar o después. Decidimos si ayunar o desayunar y en este caso, que ingerir. Decidimos si ir al trabajo o por el contrario, decidimos no ir asumiendo todo tipo de consecuencias. Decidimos sobre decir la verdad o mentir como bellacos. Decidimos que ropa ponernos. Decidimos café o infusiones, pastas o galletas, bollería industrial o pastelería artesanal, comer o hacer dieta, hacer deporte o vaguear,... continuas e infinitas decisiones. Algunas nos favorecen y otras nos perjudican enormemente pero, desgraciadamente, nunca sabemos cual será la consecuencia de la acción que hemos decidido llevar a cabo.

     A veces las decisiones vienen condicionadas por diferentes agentes externos, aunque queramos pensar que son decisiones propias... pero la inmensa mayoría, son infundadas por terceros. El temor a reproches y "te lo dije", nos lleva a decidir cosas que no queríamos... pero esa es nuestra forma de redimirnos.

    Creo que para tomar una sabia decisión, solo debemos tener en cuenta este sabio consejo: jamás tomes decisiones difíciles en tiempos difíciles ni estando en tu peor estado moral. Espera, se paciente y medita. De las decisiones que tomes con calma, nunca te arrepentirás.

domingo, 8 de julio de 2012

Cumpliendo con la lista #2

Hablemos del proceso de construcción que llevan a cabo los castores de cola ancha, a la hora de elaborar sus presas... No va, en serio.

El día 6 de Julio fue un día normal, pero la noche se tornó mágica. Después de pasar casi una noche entera en vela por los nervios de lo que se avecinaba, vino un día de mas nervios aun. Apenas podía concentrarme en nada de lo que hacía y apenas empezaba algo, cuando lo dejaba a medias para hacer otra cosa... como buscando simplemente que el día pasase rápido y diese paso a la noche.

El viaje comenzó sobre las 7 de la tarde, cuando recogí a una Pili más que eufórica y que entraba en el coche con una gran sonrisa nerviosa. Si ya me costaba mucho aparentar una tranquilidad inexistente, ella me lo hacía aun mas difícil.

En las casi dos horas de viaje hasta el Foro Iberoamericano de la Rábida, íbamos imaginando y sopesando el transcurrir del concierto: como será el sitio, habrá mucha gente, que canciones cantará, habrá ranchera al final, se verá bien,... eran algunas de nuestras dudas. Al llegar, pudimos comprobar que realmente habría mucha gente por la cantidad de coches aparcados frente al Foro.

Después de tomar un refrigerio y satisfacer algunas necesidades fisiológicas, decidimos acercarnos a la entrada y ante los nervios, decidimos entrar casi media hora antes de comenzar el concierto. Al entrar comprobamos que el enclave era maravilloso y decidimos retirarnos un poco del tumulto, para poder disfrutarlo de una forma mas tranquila y alejada.

Incluso la espera se me hizo corta. Cuando una voz en off procedente del escenario, informaba que el concierto iba a comenzar, casi se me sale el corazón. De pronto una luz ilumina un piano que comienza a esbozar las notas de Disneylandia (Los Burros) y comienza a sonar su voz entre miles de gritos y aplausos. Yo me quedo casi paralizado. No puedo creer lo que estoy viviendo, es increíble... quiero disfrutarlo, lo estoy disfrutando. En mis ojos comienzan a brotar las lagrimas, soy feliz y esto es solo el comienzo.

Comienzo a salir del shock y empiezo a levantarme, a cantar, a aplaudir. Somos muchas personas las que estamos siendo felices, a las que nos está haciendo feliz. Por un momento nos olvidamos de crisis, de trabajo, de deudas; en definitiva, de penas y a cualquier sitio donde mires, puedes ver tremendas caras de felicidad, aunque sea momentánea.

Así cumplía otro punto de mi lista de 100 cosas que hacer antes de morir, ir a un concierto de mi artista favorito, Manolo García. Y para que os animéis a asistir a alguno de sus conciertos de esta Gira Teatral, os dejo un pequeño vídeo montaje que he realizado con pequeños extractos de lo que fue el concierto.


Si tuviese que anotar en una libreta los momentos realmente vividos de mi vida, las casi dos horas de concierto entrarían a formar parte de esos momentos. Y espero que vengan muchos mas.

sábado, 30 de junio de 2012

El vino que tiene el vino

Hablemos hoy del fuerte impacto que están teniendo las gafas de pasta sin cristales en nuestra sociedad... No va, en serio.

Siempre he defendido la postura de que para poder pasarlo bien, tenía que beber alcohol cuando salía con los amigos... de hecho, mas de una vez que he estado siguiendo algún tipo de tratamiento médico que me impedía beber, me he quedado en casa intuyendo que lo iba a pasar mal. Quizás es por mi forma de ser, que aunque la mayoría pueda pensar que soy una persona bastante extrovertida, me cuesta llegar a ese estado. Soy mas bien cortado y esta claro que el alcohol desinhibe y eso nadie lo va a desmentir.

Pero todo esta en la mente, todo. Y este caso mas que ninguno. Pasarlo bien o no, viene predispuesto desde que salimos por la puerta de casa y es completamente independiente del consumo de alcohol. Estas fiestas de San Juan, he podido comprobarlo. Una noche que a priori, me quedaría en casa y que en última instancia me animo a salir. Algo salta en mi como un resorte y me veo de pronto dándome una ducha mientras, en los altavoces de mi ordenador suena "Voy a pasarmelo bien", de Hombres G... todo ha dado un vuelco inesperado y me encuentro de repente y sin razón aparente, irradiando ganas de fiesta. El hecho de tener que trabajar al día siguiente, no me frena en absoluto y decido qué, pasaré la noche sin dormir, pero no beberé, para estar bien para el trabajo.

Y entre red bull, coca-cola y fanta de naranja, va pasando la noche y se van sucediendo las situaciones y las conversaciones que mas me han hecho reír desde hace bastante tiempo. Cualquiera que me hubiese visto esa noche, habría apostado que iba muy bebido... y en cierta manera así me sentía, borracho. Pero una borrachera que no te deja resaca, si acaso alguna agujeta abdominal y una ronquera considerable; una borrachera de alegría y buen humor. Una noche diferente, pero para nada aburrida. Agujetas y muy buenos ratos es lo mucho que me queda de esa gran noche. Y recuerdos, muchos y muy buenos.

lunes, 18 de junio de 2012

El Oso Perezoso

Hablemos del lento pero seguro modo de vida del Oso Perezoso de las selvas de América del Sur... No va, en serio.

La verdad es que me viene un poco a lo que quiero hablar en realidad, las diferentes formas que tenemos de vivir. Hay gente que por diferentes razones tiene que vivir la vida a un ritmo vertiginoso y hay otras en cambio, que pueden elegir vivirla de un modo mas pausado. Se trata entonces de las libertades que podamos tener cada uno; entendiendo libertad como lo que es, la posibilidad y capacidad de elegir. Cuando puedes elegir, ejerces tus libertades individuales... pero no siempre podemos elegir, a veces tenemos una sola opción y es entonces cuando llega la frustración, el estrés, la angustia, la ansiedad,... y demás enfermedades relacionadas directamente con el estado anímico.

Yo me atrevería a decir que, en nuestro tiempo, nadie es totalmente libre, sino que todos estamos atados y somos esclavos del dinero. Dicen que la esclavitud se abolió hace bastantes años, yo pienso que la esclavitud dejo de verse como tal cuando apareció el dinero, porque pasamos de ser esclavos de otras personas, a ser esclavos de una cosa, de un material, de una cuantía, del dinero.

Lo pobres creemos que no somos felices, ni libres porque no tenemos dinero. El rico cree ser libre y en realidad no se da cuenta de que la constante preocupación por hacer crecer su dinero, no le deja ser totalmente libre. Creemos y basamos nuestra libertad en lo que poseemos, en lo veloces que seamos, en el tamaño que tengamos, en nuestra imagen, en lo fuerte que seamos,... y nos equivocamos, ser libre es poder elegir, ser libre no es seguir las pautas marcadas de lo que la sociedad cree que es ser libre.

Dejemos de darle vueltas, somos esclavos del dinero y eso nos lleva a ser esclavos de los bancos, del trabajo, de la casa, del coche, de la moto, de la ropa,... de todo, porque todo lo que creemos que nos hace libres y felices, se puede comprar con dinero. Pero, en realidad, creo que cuando logremos un estilo de vida no competitivo, caracterizado por la coexistencia pacífica y los impactos mínimos en la naturaleza; obtendremos libertad a raudales y entonces seremos felices. 

lunes, 11 de junio de 2012

Una vida de Cine


Hablemos del por qué algunas arañas flotan de forma innata en grandes superficies cubiertas de agua… No va, en serio.


¿Alguna vez os habéis parado a pensar que la vida es como una gran película? En realidad, sería como una gran superproducción en la cual se entremezcla pequeños cortos: la superproducción sería nuestra propia vida y los pequeños cortos, la vida de los demás.  Si vamos aún más allá, seguro que todos podemos relacionar nuestra vida con un titulo de película y creo que por la situación por la que pasa nuestro país, “Los lunes al sol” de Fernando León y “Con la soga al cuello” de Jack Nicholson; serían de los títulos elegidos que más se repetirían.


Y aunque la vida es una gran película, nuestra película no tuvo presupuesto para banda sonora y por eso las cosas nos vienen de sorpresa. Si en nuestra vida pudiésemos escuchar una música u otra dependiendo de lo que nos viene, nada nos pillaría por sorpresa, estaríamos siempre en pre aviso de lo que nos va a ocurrir y todo sería un poquito más fácil. Si después de algunos años sin montar en bici, nos animásemos a hacerlo y escuchásemos la banda sonora de tiburón al poner el pie sobre él, seguramente desistiríamos en nuestro intento de hacerlo. Imaginad que al andar por una cera y cruzarnos con una chica, sonase una bonita balada romántica, sabríamos que ha habido flechazo y solo con acercarnos y escuchar su “banda sonora” sabríamos si ella también lo ha tenido, o por el contrario tiene fanfarrias descendentes de fracaso… todo sería más fácil.


Las películas pueden ser trágicas, cómicas, de misterio, de acción… y nuestras vidas también. Cada uno tiene su género cinematográfico preferido, su ideal… quizás nuestra “película” no es la que nos gustaría y por desgracia no vale de nada pulsar STOP, pero siempre tendremos la posibilidad de poner en pause, pulsar eject y cambiar de “película” o al menos, intentarlo.

domingo, 3 de junio de 2012

Lo que fui antes de ti


Cuando todo parece oscurecerse, cuando todo a tu alrededor parece desboronarse... Justo ese día en el que un nudo ha estado presente en tu garganta desde que tu pie tocó el frío suelo de tu dormitorio. Los suspiros han sido tus principales acompañantes en este duro día. Has estado dentro de tu burbuja de aparente silencio en el bullicioso ruido que te ha rodeado, has desconectado, has estado sin estar en ti...

Justo hoy aparece un brillo de luz, las nubes se han abierto y aunque el día no ha sido lo esperado, la noche te regala un haz de luz de luna que ilumina la noche, ha querido regalarte lo que el día te ha negado. Mientras fumas un cigarrillo y contemplas la luz de la noche, suena casualmente una canción en tus cascos...

Una mezcla extraña de sentimientos pasa por tu corazón, a la par que un largo y placentero escalofrío recorre tu espalda, tu cuello... una brisa roza tus labios, brisa cálida propia de suspiros lejanos, de susuros en voz bajita, de te quieros ahora lejanos, brisa cálida propia de los primeros días de verano...

Cuando el cigarrillo casi quema tus dedos, te sorprende una pequeña lagrima que resbala por tu rostro y en la que, mientras esperas su impacto contra el suelo, te sorprendes sonriendo en su reflejo y con el sabor de mucho buenos momentos vividos, de muchos recuerdos.

jueves, 24 de mayo de 2012

Cumpliendo con la lista #1

    Hablemos hoy de la utilización del papel higiénico como coagulador de sangre en los cortes de afeitado... No va, en serio.


     Ayer día 23 de Mayo de 2012 recibía una carta.... Una carta, habéis leído bien. Y no, no era una carta publicitaria ni mucho menos, era una carta de esas que se mandaban antes, cuando Internet estaba reservado a unos cuantos y muy pocos sabían que era un e-mail. Aquellos tiempos en los que incluso los teléfonos móviles apenas existían y no había otra forma de comunicación con la gente que tenías lejos que una llamada de teléfono o una carta.

    A mí me encantaba escribir y recibir cartas, incluso con amig@s de instituto, nos intercambiábamos cartas casi a diario, contándonos cosas que bien podríamos habernos contado en los recreos, pero bueno... nos gustaba este medio de comunicación. También porque en el papel te atrevías a escribir cosas que de otra forma nunca dirías, quizás.

    El proceso de escribir una carta era fantástico, porque si cometías un error, dependiendo del tipo de persona que fueses o volvías a escribir la carta de nuevo, o tapabas con tipex o simplemente hacías un rayón. Yo tenía la costumbre de escribir primero en sucio y después pasarlas a limpio. También tenias que preocuparte un poco porque tu letra fuese mas o menos legible y que los renglones no estuviesen torcidos. Para ellos yo utilizaba el típico truco de una pagina de cuaderno de rallas, en el que en la ultima pagina tenia cada ralla subrayada con un rotulador rojo. Entonces ponías tu folio encima y te servía de guía.

    Luego llegaba el momento estanco, comprar el sello, lengüetazo al sello y directa al buzón de correos. Por cierto, con los avances que tenemos hoy en día y ¿aun no se le ha ocurrido a nadie ponerle un sabor al pegamento de los sellos? Seguro que todos recordamos ese saborcillo que deja en tu lengua un sello y que permanece en tu boca durante algunos minutos. Estaría bien ponerles un sabor.... ahí lo dejo.

    Cuando recibías la carta era una alegría a nada comparable. También podía dar lugar a riñas si tu madre o herman@s la habían abierto antes que tú. Si esto no había pasado, cuando recibía carta, me iba corriendo a mi cuarto y la leía dejando todo lo demás para después. A veces era una lectura amarga, porque tú habías escrito 3 paginas y habías recibido solo una pagina de cuaderno pequeño y ¡¡¡ por una sola cara¡¡¡ (Indignados por cartas escuetas, acampemos en Sol)... pero tú volvías a escribir para poder seguir recibiendo.

     La correspondencia postal, otra de las cosas maravillosas que estamos perdiendo. Os animo a sorprender a vuestros viejos amigos, aquellos a los que le escribíais cartas a volverlo hacer. No podréis ni imaginaros la sonrisa que tendrán dibujada el resto del día en sus caras... como la mía hoy.

Gracias a esa amiga que decidió cumplir mi deseo numero 25 de mi lista de 100 cosas que hacer antes morir; recibir/escribir cartas de papel y tinta.


martes, 15 de mayo de 2012

100 cosas que tengo que hacer antes de morir

La idea la he tomado de una mis lecturas obligadas blogueras, concretamente de aquí http://lavienroserosa.blogspot.de/ , un blog que os recomiendo, aunque a veces me da la sensación de que esta escrito para chicas... pero siempre aparece algo interesante.

Me ha costado bastante elaborar la lista y, aunque podría haber puesto cosas que ya he hecho y que anteriormente entrarían en esta lista, no he querido hacerlo y he añadido 100 cosas que aun no he hecho y me gustaría realizar antes de morir. ¡¡Allá vamos¡¡

1. Conducir una moto de gran cilindrada o un coche de lujo a gran velocidad.
2. Hacer un corto cinematográfico o una serie web.
3. Realizar el camino de Santiago en bicicleta, concretamente el camino francés (891 Km).
4. Pasear en kayack por acantilados.
5. Ir a un concierto de mi artista favorito: Manolo García.
6. Probar alguna que otra droga.
7. Viajar a alguna de las Islas Canarias.
8. Tener un iMac de Apple.
9. Saltar en paracaídas o hacer puenting.
10. Conseguir hacer el cubo de rubik en menos de un minuto.
11. Hacerme un tatuaje.
12. Hacer un viaje sin rumbo fijo ni plan alguno.
13. Tirar un mensaje en un botella.
14. Correr desnudo y gritando por la calle.
15. Componer un disco de al menos 12 canciones.
16. Pedir dinero mientras canto y toco la guitarra en cualquier plaza.
17. Hacer un monologo delante de mas de 100 personas.
18. Hablar otro idioma o cualquier dialecto del castellano.
19. Pintar ropa con pintura a alguien desnudo.
20. Tener al menos un hij@ y preferiblemente dos.
21. Vivir en otro país.
22. Hacer realidad alguna de mis fantasías sexuales.
23. Permanecer 15 días sin comer absolutamente nada.
24. Participar en algún concurso televisivo.
25. Escribir/recibir cartas de papel y tinta.
26. Dejarme el pelo largo, mínimo a la altura de los hombros.
27. Hacerme donante de órganos.
28. Donar sangre.
29. Renuncia a la tele y a internet durante un mes.
30. Teñirme el pelo de algún color llamativo.
31. Hacer fotos artísticas y montar una pequeña exposición.
32. Participar como actor en una obra de teatro.
33. Pasear bajo la lluvia sin correr ni esconderme, como si realmente no lloviese.
34. Hacer el amor 5 veces en 24 horas.
35. Mear a la calle desde el balcón de un hotel.
36. Tener un canal en youtube que supere los 10.000 subcriptores.
37. Preparar una gran comida familiar sin nada aparente que festejar.
38. Saltar desde una catarata.
39. Vencer el miedo a montar en avión.
40. Gastarme 1.000 euros una noche de fiesta con los amigos.
41. Conseguir que alguien deje a otro alguien que no le trata como debiera.
42. Pasar un dia completo (24 horas) sin hablar.
43. Robar alguna tontería.
44. Pasar un dia completo (24 horas) con los ojos vendados.
45. Coger una borrachera de absenta.
46. Sacar el carnet de trailers y moto.
47. Leer el Coran para intentar comprender cosas que no entiendo de esa religión.
48. Dormir en plena calle.
49. Ser enterrado vivo a poca profundidad.
50. Hacer un bautismo de buceo.
51. Conseguir pesar 90 Kg.
52. Montar en un carrito de compra y descender por una cuesta.
53. Regalar algo muy querido y de lo que duela desprenderse.
54. Completar una maratón.
55. Viajar a un sitio desconocido y hacerme pasar por otra persona, inventar una identidad falsa.
56. Tener una cita a ciegas.
57. Ir a un bar de intercambios acompañado de alguien del sexo opuesto.
58. Comer algun insecto preparado a modo tailandes o japones.
59. Ayudar como voluntario en alguna catástrofe natural.
60. Fingir y convencer a alguien realmente de que he tenido un orgasmo.
61. Ver un partido de mi equipo de futbol en su propio estadio.
62. Ver un musical en vivo.
63. Visitar un museo.
64. Enseñar a alguien a resolver el cubo de rubik.
65. Desaparecer una temporada sin avisar y aparecer de igual forma.
66. Beber cerveza directamente del grifo.
67. Abrir una botella de vino sin sacacorchos, utilizando el truco de golpearla.
68. Montar en monociclo.
69. Fingir que conozco a alguien que realmente no conozco y hacerle creer que me conoce.
70. Hacer una performance de las que giran por internet, con el unico fin de hacer feliz a la gente.
71. Dar un beso apasionado a una chica bajo la lluvia.
72. Participar en una orgía.
73. Escribir una reflexión y mi e-mail, dejarlo en algún libro de una biblioteca y recibir respuesta.
74. Gastar una broma a alguien en plena calle.
75. Aprender a bailar sevillanas.
76. Dejar mi trabajo por seguir un sueño.
77. Ver alguna sesión de carnavales en el Gran Teatro Falla (Cádiz)
78. Hablar despues de haber inalado Helio.
79. Fumar en pipa.
80. Escuchar a alguien decir que está orgulloso de mí (por supuesto no cuentan los padres ni familiares cercanos).
81. Ir al dentista, al menos una vez cada tres meses.
82. Subir algun pico importante español a pie.
83. Tener mi propio estudio de grabacion casero.
84. Hacer un crucero (cualquiera menos el Concordia)
85. Intentar pasar 3 o 4 dias de viaje sin dinero ni movil.
86. Cruzar españa de sur a norte y de norte a sur en moto.
87. Conseguir realizar y grabar en mi video mi lista de 10 retos (ya os la enseñaré)
88. Visitar un zoo.
89. Nadar durante 3 km sin parar.
90. Comprarme mi propia casa.
91. Recibir una fiesta sorpresa de las que no tenia ni idea.
92. Organizar una fiesta de puro desenfreno, tipica fiesta universitaria de las pelis americanas.
93. Ser mas ordenado y menos vago.
94. Deshacerme de todo lo que no haya utilizado en mas de un año.
95. Clasificar y ordenar todas las fotos y recuerdos de mi infancia.
96. Viajar al menos a un pais de cada continente.
97. Realizar al menos una visita mensual a mis familiares mas cercanos, en definitiva mejorar en el sentido afectivo y ser menos despegado.
98. Patinar sobre hielo.
99. Hacerme un viaje en autocarabana.
100. Conseguir todo lo de esta lista y redactar otra cuando termine.

Espero tener tiempo para realizar todas estas cosas y poder hacer otra nueva lista.