viernes, 16 de diciembre de 2011

CUMPLEAÑOS ¿feliz?

Hemos estado todo un año sin caer en la cuenta de qué estamos haciendo con nuestra vida. Sin embargo es llegar el dia del "Cumpleaños Feliz" y todo se te pone del reves. Te miras al espejo y ves a la misma persona del año anterior, incluso de años anteriores, no empeñamos en buscar el pasado en el espejo. Hemos olvidado cuando mirabamos en el espejo e imaginabamos como sería nuestro futuro. Ponemos especial interes en conseguir ver los cambios en la imagen... pero se nos olvida que los cambios mas importantes no los refleja el espejo; los verdaderos cambios no se aprecian a simple vista. Seguramente ese que te devuelve la mirada sea el mismo de hace 5 años, pero ¿dicen sus ojos lo mismo?

 
Ese que se refleja, apenas te mira cuando te lavas la cara y consigues peinarte para empezar el nuevo dia que ha marcado la alarma de tu movil. Ese que se refleja, esquiva tu mirada, porque se siente abandonado, se siente olvidado y te ha borrado de su testamento. Te lo había dejado todo, eras su principal heredero. Gracias a ti conseguiría todo lo que había soñado, pero no te paraste a escucharle, se te olvido mirarle a la cara cada mañana y decirle: "conseguiré eso que piden tus ojos" Está malhumorado, cabreado, deseperado, decepcionado,... no se reconoce frente a ti. Todo aquello que antes compartiais, ha caido en el olvido. Has dejado de vivir tu vida para simplemente vivir. Tu trabajo no es el que querias y encima esta mal pagado; siempre quisiste perfeccionar tu ingles y ahora apenas recuerdas las expresiones mas elementales; hacer musica se te a olvidado y apenas eres capaz de recordar la facilidad con la que hacias musica antes...

Ahora si, ha llegado la hora de plantarle cara, de llamar su atencion para que vuelva a mirarte a los ojos... ¿es ese tu reflejo? ¿es eso lo que quieres ver? En tu mano esta que reflejo y realidad coincidan de nuevo, convence a tu reflejo para que te ayude a ser como él y no le obliges a que sea como tu, porque tu no quieres ser lo que eres; quieres ser lo que él soñaba que fueras y vas a luchar con todas tus fuerzas para conseguirlo.




Solo entonces conseguirás que levante sus ojos, te mire y te sonria cada día por el resto de tu vida.