jueves, 28 de abril de 2011

No se que me está pasando

El cielo azul se vuelve gris en decimas de segundo, el día en calma se vuelve tormenta y las golondrinas se transforman en buitres buscando carroña.

Quiero ayuda, necesito ayuda. No puedo escalar esta montaña solo, no puedo salir de este pozo. Cada vez que lo intento, las piedras donde me agarraba se desprenden de las húmedas paredes y hacen que me precipite hasta la helada agua que alberga en su interior. No tengo fuerzas para seguir luchando, no quiero pensar en las maneras de salir. Quiero seguir solo; quiero que me encierren en un zulo durante años, que nadie se acerque a mí; que nadie sufra el daño de conocerme, de quererme.

Quiero ayuda, necesito ayuda; pero no quiero, no puedo pedirla. Me auto medicaré con licores y drogas que me traigan a la mente lagunas y amnesias momentáneas.

Quiero un botón de reset. Un formateo de disco duro, un volcado de memoria, un pantallazo azul, un colgado de cerebro, un gusano o un virus mortal.

Quiero sentirme obligado a olvidar. Quiero que me amenacen, que me disparen al recordar, que me despierten cuando sueñe, una lobotomía.

No sé que me está pasando, pero necesito ayuda ya.

sábado, 23 de abril de 2011

¿Ser el de siempre?

Las rupturas amorosas siempre son dolorosas, al menos para mí la mía lo ha sido y mucho. Pero como se suele decir, "de todo se aprende". A mí quizás me está costando darme cuenta de lo que estoy aprendiendo, pero para eso estan los amigos, para animarte, aconsejarte y en ocasiones abrirte los ojos.

Tengo que decir que he intentado seguir la mayoria de los consejos que me han dado, pero hasta ahora no he obtenido los resultados prometidos. No logro quitarme de la cabeza a la persona con la que compartí casi 8 años de mi vida... y creedme que lo intento. Pero bueno, confio en que el tiempo todo lo cura.

El motivo de este post está relacionado con todo esto y quería reflexionar con vosotros úna de las conversaciones mas importantes y sinceras que he llegado a tener con uno de mis amigos; el amigo que quizás mas ha acertado en los consejos que me ha dado ya que, de alguna manera si he obtenido recompensa de las acciones que me ha recomendado ejecutar.

En la ultima conversación respecto al tema que hemos tenido, me decía que tenía que dejar de mirar que era lo que hacía o no, la otra persona; que tenía que hacer mi vida. En un momento de la conversación me dijo: "A lo mejor, cuando vuelvas a ser como eras; ella se da cuenta de que quiere estar contigo porque ve que ese era el hombre del que ella se enamoró. El que hablaba con todo el mundo, el que nos hacía reir, el que salía, el que le gustaba pasarlo bien y que los demas estuviesen bien".

Esta parte me impacto, porque este amigo jamás me había presentado quejas de cambio, ni me había advertido que lo estaba haciendo... pero ahora me decía que antes era diferente. Defendía de hecho, que de aquí a un par de meses yo sería "el de siempre" y cuando consiguiese eso, lo mismo no quería volver atrás, sino seguir siendo como era.

Quiero haceros una pregunta, ¿de verdad creeis que no soy el que era?. Sé que algunos cambios si he tenido, pero no esperaba que me dijesen ser una persona diferente a la que era; no mejor ni peor... diferente. Este amigo no se suele equivocar en sus predicciones y sinceramente, espero que en esta acierte y espero darme cuenta del cambio, para no volver a caer en lo mismo.

lunes, 18 de abril de 2011

FUE UN INSTANTE....

Fue un instante, un segundo...


Sentí como mi alma se evaporaba hacia otro destino, donde ya sus ojos no estaban.

Mi piel sintió el perfume de su eterna ausencia y mi boca pronunció su nombre por última vez.
No me reconocí al saberme vencido, no era yo aquel hombre que hace algunos dias peleaba sin tregua y esperaba su llegada cada tarde...
Pero ya no siento fuerzas.

El día que mis ojos descubrieron la fuerza incomparable de su mirada, bien sabía yo que con este amor llegaría el dolor, y sin importarme mas nada, seguí sus pasos, y llegué a sitios donde jamás imaginé estar.

No hubo nadie que me alentara para seguir adelante...

Nunca nadie creyó que mi felicidad, solo crecía cada vez que escuchaba mi nombre saliendo, como lejana esperanza, de sus labios.

Quizás ella tampoco confió en mi alegría... quizás nunca supo, que yo reiría eternamente si me miraba... solo si me miraba.

Otra vez recuerdo cada sensación que sus manos despertaron en mi sangre, y nuevamente llega aquella canción desde lejos y dejando la misma nostalgia de un final de una película de amor.

Mis pasos se apresuraban cada tarde para verla sonreír... y mi alma siempre llegaba cuatro segundos antes... lo que yo nunca supe, es que mi alma se quedó a vivir en ella.

No la escuche atentamente durante horas. Estudiar cada palabra y observar como crecia a mi lado... fui olvidando hacerlo.

Su preocupación por mostrarme la mejor manera de vivir, era sorprendente...
Y mis largos enfados cuando veía sus desvíos, hoy los recuerdo como mi asquerosa manera de quererla.

Siempre pensé, si en mi vida estaba escrito encontrarla, o fui yo simplemente que quise cambiar el destino. Pero estoy seguro, que lo volvería a repetir.

Sé que dejándola, le demuestro mi amor infinito... sé que despedirme, es poder volver a encontrarla alguna vez.

Ahora solo debo mirarla... y con las mismas fuerzas con las que luchaba por tener su amor... con esa misma furia con la que defendía mis sentimientos...

Con las mismas palabras con las que llegué...
Ahora solo debo mirarla... y regalarle mi Adiós.