miércoles, 26 de mayo de 2010

LAS REDES SOCIALES

       Hay dias de esos en los que no tienes nada mejor que hacer, y te da por apuntarte a la moda de las redes sociales. En realidad quieres pensar que lo has hecho por iniciativa propia, pero la verdad es otra: te has unido a la moda "tuentera" porque todo el mundo ya lo ha hecho (aqui me incluyo yo).

         Al abrite tu cuenta y buscar amigos entre tus contactos del messenger, descubres que tenias agregada a gente con la que hace años que ni siquiera hablas y es que, si algo te descubren este tipo de redes sociales, es que tenias a un monton de gente esperando mandarte tu solicitud de amistad. Desde aquel vecino que jugaba contigo cuando eras pequeño y al que perdiste la pista al cumplir los ocho años, hasta la chavala con la que coincidiste el pasado fin de semana en la cola del INEM. Es increible, pero a veces te agrega gente a la que jurarias no conocer de nada y terminas aceptando su solicitud porque puede que sea amigo del primo, del cuñado, de la amiga, de tu primo el de barcelona que viene a visitarte 2 veces al año. Esta es la excusa que le damos a los conocidas que nos preguntan: ¿y ese nuevo amigo, quien es?. De hecho, paremonos a pensar: De las 18 paginas de "amigos" que tienes en el tuenti, ¿con cuantos compartes algo mas que el tuenti?... ¿con 12? ¿con 20?....

     Pero el Tuenti, a mi forma de ver y de ser, es un arma de doble filo. Por un lado te ofrece la posibilidad de llamar "amigo" a ese tio que solo ves los Lunes, Miercoles y Viernes cuando bajas a comprar el pan. Por otro lado te hace darte cuenta de cuantos de esos "amigos", que antes eran AMIGOS, han pasado a ser "amigos. No se si me explico. A veces te pones a mirar fotos de la gente con la que habitualmente salias por ahi de marcha, y con la que desgraciadamente y sin saber por qué, poco a poco perdiste el contacto y mirando sus fotos descubres que, de aquella pandilla que salia a divertirse junta cada fin de semana, en las fotos... solo faltas tú. Tú, eres el unico que ya no pertenece a esa pandilla. Tú que antes tenias tu sitio en todas las fotos, en todos los cumpleaños y en todas las reuniones, ahora no apareces y es cuando empiezas a buscar culpables: "¿Por qué no estoy en esas fotos con mis antiguos AMIGOS? ¿Me dieron de lado o los di yo a ellos?" Y en un gesto totalmente egocentrico piensas: "Yo no los di de lado, yo sigo siendo el mismo. Fueron ellos los que no han cambiado y siguen haciendo las tonterias que haciamos en nuestra adolescencia. Es que yo he madurado".

            Tambien, estas redes sociales te deprimen enormemente cuando ves que uno de tus contactos ha colgado fotos de: la ultima feria del pueblo vecino, del ultimo concierto de "El Barrio", de su nuevo coche, de su perro de raza, de su nuevo reloj, del ultimo Rocio,... y tú que la ultima foto que subiste fue una que te llegó a tu correo, que no es otra cosa que un tio borracho y semidesnudo, tirado en el suelo y rodeado de botellas... pues te das cuenta de la vida tan triste que llevas.

Y el colmo de los colmos, eso que hace que te entren ganas de cerrar definitivamente tu tuenti, es cuando al introducir tu usuario y tu contraseña, nuestro querido tuenti te suelta: "No has cambiado tu estado en 92 dias. ¿Algo interesante habras hecho no?" Y ese es el dia en el que te abres un blog y comienzas a escribir tus reflexiones cotidianas, tus pajas mentales y alguna que otra secrecion intelectual.
¡¡¡Pero este no es mi caso, eh¡¡¡¡